La situación en Islandia

islandia-flag.jpg

Informe preparado para una reunión de activistas y partidos verdes de la izquierda en Bruselas, 31 Mayo 2011.

Hace dos años, Islandia eligió un nuevo parlamento o Alpingi, como resultado de una rebelión popular. La rebelión fue una reacción popular democrática y espontánea al hundimiento de los bancos y a la bancarrota de hecho del país. Por entonces parecía que estaba destinada a ser un incidente aislado, un acontecimiento extraño en la historia de Islandia y una única sacudida en una sociedad del bienestar de la Europa desarrollada.

Sin embargo, desde entonces los acontecimientos han demostrado que la rebelión islandesa era solo un precursor de las primeras turbulencias de lo que ahora se ha convertido en un movimiento internacional, democrático y revolucionario de la gente común, contra el poder de la oligarquía financiera representada por el IMF, EU y USA y contra el imperio que esta representado principalmente por el poder militar y político de USA

Desde entonces muchos de los temas predominantes en el movimiento islandés han empezado a destacar tanto en las revueltas árabes como en el movimiento español ¡DEMOCRACIA REAL,YA!. Entre estos en primer lugar está la demanda de mas democracia y la caída de las dictaduras, y en España la demanda de una reorganización general de la democracia, debido a una gran insatisfacción por el actual sistema de partidos políticos

Esta crítica es muy familiar a los islandeses ya que el sistema político, especialmente los partidos políticos, ha demostrado ser casi totalmente insensible a las peticiones de la población e incapaz de hacer frente a los retos que la situación del nuevo mundo ha empezado a destacar. Como resultado, a los partidos políticos se les ha despojado de su autoridad y apoyo, con unos sólidos y altos niveles de abstención en las encuestas de opinión y con la elección de un partido a modo de burla en las elecciones municipales de la capital, Reykiavik. Los medios de comunicación oficiales y los que no están en la web han experimentado un colapso similar. Se ha abierto un enorme precipicio entre la experiencia diaria de la gente común y la perspectiva global del mundo propagada en los medios de comunicación

Por eso la diferencia entre las revueltas árabes y las europeas es menor de lo que parece, a pesar del enorme contraste de los niveles de violencia y de la existencia de democracias oficiales de más o menos larga duración en los países europeos. Se ha demostrado que el que los países europeos sean democracias es un mito en cierto modo, ya que en estos países esta comprobado que el poder político está totalmente esclavizado por el poder del capital internacional y los mercados financieros. No parece que haya ninguna intención, interés o respiro para el tipo de política económica que en otros tiempos y lugares ha aliviado a las sociedades dominadas por la especulación, colapsos financieros y crisis.

El único recurso de la sufrida población ha sido acudir a movimiento populares demandando referéndums en temas candentes como el asunto ICEASAVE en Islandia. El que estos hayan tenido éxito es, sin duda, positivo; pero Islandia y Europa deben buscar y encontrar una solución más coherente y constructiva a la actual crisis del sistema político y administrativo

De una manera notable no ha habido interés en absoluto por aprender de la experiencia de países tales como Argentina,Malasia y otros países que han rechazado el consejo de la IMF a causa de los grande errores y equivocaciones que esta institución hizo al dirigir la crisis asiática y rusa de 1997 y la crisis financiera argentina de 2001-2003. La IMF, en unión con la EU decretaron a ciegas reducciones e infortunios a un país después de otro, lo cual llevó a una prolongación y a una crisis cada vez más profunda en todos los sitios donde se aplicó este remedio. Esto también se aplica a Islandia donde los recortes en los gastos estatales, han sido parte de la respuesta del liderazgo IMF al colapso financiero

Interacción entre activistas y administración

Después de las elecciones parlamentarias de Abril, 2009, tomó el poder un gobierno de los partidos tradicionales de izquierdas. La interacción entre los agentes del movimiento revolucionario islandés creado entre primeros de Octubre 2008 – Enero 2009 y esta administración /gobierno ha sido de gran interés. Un número de dirigentes aparecieron durante la revuelta, algunos de ellos fueron elegidos para el ALPINGI en Abril, 2009, como Lilja Mòsesdòttir. Otros de su grupo están activos fuera de ALPINGI como el economista, totalmente neoliberal, Porvaldur Gylfason, que de alguna manera se hizo el portavoz de un ala moderada del movimiento revolucionario en Islandia y que ahora dirige la asamblea constitucional que es el resultado de un compromiso del gobierno con una de las demandas esenciales del movimiento popular contra las consecuencias del colapso financiero: el rehacer la constitución islandesa. El escritor Einar Mar Gudmundsson, cuya dirección inspiradora en AUSTURVÖLLUR mantuvo, más o menos, a la oposición contra el gobierno neoliberal existente en Octubre-Noviembre del 2009 ha estado en el tablero de ATTAC ICELAND desde comienzos del 2009, que comenzó como una consecuencia directa de la confrontación del movimiento popular con la representación del poder financiero internacional IMF.

El gobierno de “izquierdas” que llegó al poder en Islandia, en Abril 2009, en la mayoría de los campos, ha estado de una manera clamorosa en contra del movimiento de la democracia popular anti-neoliberal. En algunos asuntos y algunas veces, el movimiento de la democracia ha recibido el apoyo de los políticos del ala derecha y de los medios de comunicación del ala derecha, que ven al gobierno como una clase de gobierno de “izquierdas” y les gustaría cambiarlo por un gobierno del ala “derecha”. Esto se refiere al punto de la solicitud para ser un miembro de la Unión Europea y también al de las deudas que el gobierno del ala “izquierda” propone que sean pagadas por los contribuyentes islandeses, resultado de proyectos financieros totalmente irresponsables en Gran Bretaña y Holanda por los bancos islandeses recientemente privatizados. Como un gobierno del ala “derecha” no tendría credibilidad ni autoridad en absoluto a causa del papel principal interpretado por un partido del ala derecha en la debacle del neoliberalismo islandés, este ha jugado en realidad el liderazgo de hecho de la oposición a las políticas irresponsables del gobierno de izquierdas, en las manos de un movimiento demócrata.

La desastrosa poética de un gobierno del ala de la “izquierda” en Islandia

El gobierno de “izquierdas” en Islandia ha fracasado completamente en resolver los problemas prácticos de una parte muy grande de la población, que aparecieron como consecuencia del colapso financiero a causa del enorme incremento del servicio de la deuda en la devolución de los préstamos bancarios. Este incremento se debe principalmente al colapso de la moneda, devaluándose su valor a la mitad, con préstamos obtenidos con moneda extranjera, que doblaba su valor y una inflación galopante que produjo el incremento del valor de otros préstamos a causa de su indexación automática a un índices de precios.

Esto ha provocado, una y otra vez una explosión de frustración, lo más memorable fue cuando en la apertura del ALBINGI, ciudadanos arrojaron huevos a la élite política durante una gran manifestación en Austurvollur, en Otoño del 2010. Esta frustración no ha disminuido.

El gobierno de “izquierdas” ha fracasado en alcanzar alguna clase de solución al problema del desempleo, una situación hasta ahora muy desconocida en Islandia. Se ha adherido, de una forma servil, a la austeridad del programa propuesto por la IMF y, por lo tanto, la crisis se ha prolongado y hay poco futuro a la vista. Se ha negado repetidamente a mirar las soluciones a estos problemas propuestas por Lilja Mosesdottir y otros diputados de varios partidos, soluciones basadas en la experiencia de Argentina y otros países que han hecho frente y han vencido con éxito situaciones similares.

El gobierno ha contribuido materialmente a reorganizar los bancos que colapsaron en 2008, usando exactamente los mismos principios neoliberales cuyo desastre fue comprobado entonces No es de extrañar que la población exprese insatisfacción con este estado de los problemas, en cualquier sitio que pueda y de la forma que pueda. El problema básico es la falta de alternativas elaboradas y claras al gobierno actual y a la administración y su adhesión a ideas anticuadas de gobierno económico, pero estas alternativas tienen que aparecer lentamente, como resultado de luchas, tentativas y errores.

La revuelta democrática islandesa de ningún modo ha terminado. Se ha mantenido más tiempo de lo que cualquier activista en su organización y en sus redes de trabajo hubiera esperado. Adquirió una victoria decisiva en Marzo, 2011 con el rechazo final del trato ICESAVE.

La revolución islandesa

Durante el invierno a ATTAC ICELAND le han llovido preguntas a cerca de cuánta gente en España, Portugal, Francia y otros sitios han visto la revolución de Islandia como una revolución contra el neoliberalismo. La inspiración que se ha percibido desde Islandia sin duda ha sido muy visible en el movimiento de la democracia española y ATTAC ICELAND, está por supuesto muy orgullosa de la inspiración que ha dinamizado los esfuerzos de la gente islandesa para pelear contra las consecuencias adversas. Sin embargo ATTAC ICELAND está poco dispuesta a coincidir con el análisis de que ha habido una revolución islandesa. Ha habido un derrumbamiento del gobierno pero a diferencia de Túnez o Egipto, no ha habido victoria en el sentido de que una dictadura o un sistema opresivo haya caído.

El orden neoliberal esta hecho jirones, con toda seguridad, pero esto fue por su propia actuación y, sin duda, los neoliberales siguen totalmente en el poder, dirigiendo sobre las ruinas, en Islandia y en Europa, de una forma bastante increíble, intentando reconstruir lo que no puede ser reconstruido, atacando constantemente a la gente con recortes en todos los servicios sociales y públicos que puedan. El poder de la doctrina de la conmoción “shock doctrine” sin duda es enorme.

El movimiento de la democracia en Islandia ha intentado, y hasta ahora fracasado, encontrar una solución al problema de una alternativa viable al actual sistema. Ha habido varias propuestas para una solución: requerimiento de un gobierno de emergencia fuera de ALPINGI, el parlamento, requerimiento para la disolución del sistema político de los cuatro partidos que prevalecen en Islandia, requerimiento para una transformación radical de los partidos políticos con una oposición democrática que sea especialmente activa dentro del partido verde de izquierdas y muchas otras ideas que han surgido y discutido. Esto se ha convertido en un debate a lo largo de toda Europa ¿Cómo se van a revitalizar, en cada país, los sistemas políticos nacionales y democráticos? ¿No deben las cumbres que controlan las finanzas de la economía separarse de la oligarquía financiera para dar al sistema político algún tipo de influencia? La única solución parece ser una de tipo democrática y radical, aboliendo el poder dictatorial de las instituciones financieras, que se desacredite la ideología que apoya este poder y que el poder de decisión se traslade a donde pertenece, a las instituciones democráticas y a los movimientos de la gente común.

Asfixia de la sociedad por los mercados financieros, privatizaciones, etc

Los mejores esfuerzos de la gente elegida en estas posiciones políticas que sirvan en la asamblea constitucional para crear una constitución democrática y moderna para Islandia serán inútiles si la democracia esta proscrita por las finanzas. El resultado será una especie de asfixia de la sociedad a causa del capital, que inevitablemente llevara a reacciones provocadas por la mayoría de la población como hemos visto. Al final el sueño neoliberal se derrotará a sí mismo. Esta aterrorizado con contradicciones que no puede resolver.


(Traducción – Attac Madrid)